Responsabilidad recae en el legislativo

Han transcurrido 6 semanas completas desde que la confesión internacional de la entrega de sobornos del mayor escándalo de corrupción hasta ahora conocido en Panamá, las investigaciones y sus consecuencias acaparan la opinión pública del país.

A nuestro juicio, adecentar el país es inminente para romper el círculo vicioso que frena nuestro desarrollo, pues los dineros que son hurtados al erario, son aquellos que dejan de invertirse en la mejora de la educación, abastecimiento de agua potable y sanidad básica, seguridad ciudadana, entre otros.

Vemos con preocupación que la mayor parte de las iniciativas enfocadas a fortalecer la transparencia y luchar contra la impunidad, se encuentran en manos de un Órgano Legislativo polarizado, que dilata el debate de proyectos como las Reformas Electorales ya presentadas.

Consideramos imprescindible que se realice un debate de altura sobre el proyecto de Ley 245, a fin de incorporar al sistema inquisitivo mixto los mecanismos de negociación mediante acuerdos de pena, tales como los que están vigentes desde el 2011 en el sistema penal acusatorio. Esto, permitiría que se simplifique el proceso y se brinde celeridad a los casos cuya investigación inició en el sistema anterior.

Es inconcebible que el proyecto de ley que modifica la norma vigente para la contratación pública continúe engavetado desde que retornó con objeciones al hemiciclo en junio pasado. Sobre este, reiteramos la necesidad de incluir instrumentos de inhabilitación a empresas que hayan sido condenadas local o internacionalmente por delitos de blanqueo de capitales o corrupción.

Llamamos la atención a que el traslado de la partida que permitirá mayor presupuesto al Ministerio Público para la contratación de personal y equipo acorde a la complejidad de las investigaciones, también quedará pronto en manos de la Asamblea, por lo que se hace necesario que actúen, conscientes de la enorme responsabilidad que hoy recae sobre este Órgano, con prontitud y en virtud de los verdaderos intereses de la Nación.

Jorge García Icaza

Presidente CCIAP