Comunicado Cero Corrupción- Cero Impunidad

Sin lugar a dudas, Panamá se puso los guantes para luchar contra la corrupción. Hemos iniciado una cruzada que es de todos, es diaria y que nace en los valores y principios éticos de cada uno de nosotros.

A la concentración de esta tarde, la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá, representada por miembros de su junta directiva, asistirá con la consigna “cero corrupción, cero impunidad”.

Con nuestra presencia, reclamamos un fortalecimiento institucional y el impulso del desarrollo social y económico del país, defendemos la imagen de los empresarios y exigimos se investiguen todas las obras ejecutadas por la empresa Norberto Odebrecht desde su llegada hasta la fecha, de manera que se resarza al Estado y se envíe un mensaje claro al mundo de que “en Panamá no se tolera la corrupción y que, quien se arriesgue, será castigado por robarle al pueblo”.

Es importante separar los temas, la lucha contra la corrupción no es contra una persona, una empresa o un gobierno, es contra un fenómeno multidireccional que afecta la gobernabilidad, la confianza ciudadana y la economía en el mundo. Las obras que ya iniciaron se deben concluir sin retrasos ni sobre costos y con las garantías, pero bajo minuciosa supervisión, mientras se adelantan las obras.

 Entre las medidas inmediatas que debemos impulsar, es necesario que se incluya un mecanismo para que, en el sistema inquisidor, se incorpore la negociación por delación, tal cual sucede en el sistema penal acusatorio en la actualidad, de manera que se aceleren los procesos de investigación, en apego al debido proceso.

Modificar la Ley que regula la Contratación Pública debe ser retomada como parte vital de una estrategia contra la corrupción. Insistimos en la inclusión de mecanismos de inhabilitación a empresas que hayan sido condenadas local e internacionalmente por delitos de blanqueo de capitales o corrupción, tal como lo propusimos en abril pasado.

La Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá reitera su rechazo a todo delito contra la administración pública, exige castigos ejemplares para quienes asaltaron el erario público y demanda que, entre las iniciativas dirigidas a combatir expresamente la corrupción, se establezcan:

  • la incorporación de mecanismos de delación que resuelvan, de la misma manera que sucede en el sistema penal acusatorio, los casos que se inicien bajo el sistema inquisidor,
  • la modificación de la Ley que regula la Contratación Pública, incorporando la inhabilitación de empresas condenadas en futuros actos públicos,
  • la aprobación de las reformas al Código Electoral ya presentadas, y
  • el inicio del proceso de reformas a la Constitución Política, por medio de dos periodos legislativos.