Un estadista para la Caja

La selección acertada del nuevo Director General de la Caja de Seguro Social (CSS) es una de las misiones más decisivas que en lo inmediato debe tomar la nueva administración gubernamental. Se trata de una entidad en la cual los panameños afirmamos un alto sentido de pertenencia ya que su gestión impacta, de manera directa y cotidiana, la vida de cientos de miles de ciudadanos.

Luego de varias direcciones que no han logrado los éxitos que de ellas se esperaban, el sentir es que la CSS está inmersa en una situación de la que solo logrará salir con un viraje de timón que la lleve a brindar servicios de salud de calidad y una administración comprometida a una abierta rendición de cuentas y decantada por el diálogo.

Resulta obvio que el problema inmediato de la CSS son sus limitaciones para prestar servicios confiables y oportunos a los asegurados. Esto, como prioridad urgente e inmediata cuya solución no puede prolongarse más, como tampoco puede tardarse mucho más en la adopción de fórmulas realistas y viables que aseguren la continuidad sostenible en el tiempo del programa de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM).

Desde nuestro proyecto Agenda País hemos hecho un planteamiento de considerar la separación de administraciones, una que atienda los servicios de salud y otra que se dedique a los programas de pensiones. Sin embargo, entendemos que debe ser a través de una mesa de diálogo de todos los sectores que aportamos a la CSS, quienes busquemos una solución al problema.

Así, el nuevo titular de esta importantísima institución ha de ser alguien con un perfil profesional de estadista, que tenga visión a largo plazo y que sepa separar los intereses políticos de la mayor empresa del país.

Esta persona debe contar con el carácter y la entereza necesarias para aplicar las medidas correctivas que conduzcan al saneamiento en todos los órdenes y niveles que la organización lo exija. Todo esto de la mano de prácticas gerenciales de avanzada y la tecnología apropiada para llevar a la CSS a estándares de primer mundo, en concordancia con nuestro crecimiento económico.

Panamá espera que, bajo el espíritu vigoroso de cambios que el presidente de la República impulsa desde su gobierno, elija al mejor de los panameños en este campo para tarea tan trascendental.

Jorge Juan de la Guardia
Presidente CCIAP