La Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá apela al consenso sobre Proyecto de Ley de Bien Inmueble

Edificio-CCIAP
Edificio Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá

La Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá, posterior a un análisis preliminar al Proyecto de Ley No. 509, “Que modifica artículos del Código Fiscal en materia de Impuestos de Inmueble y dicta otras disposiciones”, apeló a la búsqueda de amplios consensos entre todos los sectores impactados, presentó recomendaciones a consideración y solicitó respeto a la seguridad jurídica y compromisos adquiridos.

“El concepto de Patrimonio Familiar Tributario nos parece algo confuso, puede ser discriminatorio, por lo que sugerimos cambiarlo por el concepto “residencia principal de la persona natural o del beneficiario final de una persona jurídica”, manifestó Inocencio Galindo De Obarrio, presidente de la CCIAP.

“Al haberse eliminado las exoneraciones, estimamos que las tasas de impuesto propuestas son demasiado altas, proponemos aplicar una tasa única de 0.5% sobre la base imponible excedente de US$ 120,000 para toda propiedad que califique como residencia principal y 0.6% sobre la base imponible excedente de US$ 30,000 para cualquier otra propiedad que pueda tener el contribuyente, sean otras viviendas, locales comerciales u otras”, agregó Galindo.

“Tomando en consideración que nuestro país compite activamente por la atracción de capitales extranjeros, somos del criterio que debe respetarse la seguridad jurídica y las autoridades deben ser cónsonas con los compromisos adquiridos por el Estado panameño, hace varias décadas ha forjado regímenes para incentivar la inversión local y extranjera en sectores como energía, turismo, logística, zonas francas, Panamá Pacífico, entre otros”, enfatizó el presidente del gremio empresarial.

Galindo destacó que muchas de estas inversiones están protegidas por convenios y tratados bilaterales, “cambiar las reglas del juego, podría traer reclamos contra la República de Panamá. La inestabilidad jurídica genera desconfianza, preocupación y frena la inversión extranjera y nacional” puntualizó.