CCIAP expresa su preocupación por situación en Nicaragua

La Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá (CCIAP) expresa su preocupación más sentida acerca de la situación que en la actualidad vive el hermano pueblo de Nicaragua.

 Tanto la Organización de Naciones Unidas como la Organización de Estados Americanos, al igual que otros organismos que han hecho veeduría sobre la situación mencionada, manifiestan una violación sostenida de los derechos humanos en Nicaragua, lo que arroja varios centenares de muertos con características de asesinato, dado que una gran mayoría de las víctimas presentan signos de violencia.

Es un hecho comprobado que esta represión sangrienta es ejecutada por fuerzas del orden regular y grupos parapoliciales con una violencia indiscriminada que cobra víctimas fatales, principalmente, entre ciudadanos jóvenes. De igual modo, se violentan recintos religiosos y académicos para proceder a detener a quienes ejercen el derecho legítimo a la protesta y se procede con exceso descomunal y desproporcionado de fuerza para desarticular manifestaciones en contra del régimen.

La exigencia civilizada, democrática y participativa de la sociedad nicaragüense para que el actual gobierno convoque a elecciones anticipadas, es impulsada de forma monolítica por las iglesias, los sectores que integran y representan la empresa privada, los estudiantes, los campesinos y comunidades indígenas, entre otros muchos más.

Dramas como el que hoy sufre el país centroamericano, además de ser un derramamiento criminal de sangre hermana y significar la paralización de su capacidad productiva, solo puede traer consigo una pérdida incalculable de recursos y tiempo, indispensables para afincar un desarrollo tan equitativo como sostenible.

 Lo anterior lleva a nuestro gremio a demandar del gobierno del presidente Daniel Ortega el cese inmediato de las medidas con que hoy se reprime en Nicaragua el derecho disenso, y facilitar fórmulas que permitan a la nación recuperar la paz y la convivencia.

En igual sentido, la CCIAP insta a los organismos internacionales a continuar observando sobre el terreno el desarrollo de estos acontecimientos, y a los gobiernos democráticos a ejercer la presión requerida para hacer manifiesta y concreta la solidaridad con el pueblo de Nicaragua.