Certeza y reglas claras para la recuperación nacional

Jose Ramón Icaza Clément
Jose Ramón Icaza Clément - Presidente CCIAP

Uno de los obstáculos más importantes para la recuperación económica y del empleo es la incertidumbre. Enfrentar éste y otros desafíos dependerá de la responsabilidad de todos a la hora de generar la confianza necesaria para ejecutar acciones que no solo sean transparentes, sino consecuentes con la realidad nacional. A las autoridades, en particular, se hace un llamado para que las medidas establecidas en este proceso no sean contradictorias en detrimento de una población que sobrevive a la pandemia por COVID-19, y que vuelca sus esperanzas en que pronto vendrán mejores días.

Luego de más de un año de vivir una crisis sanitaria sin precedentes, que ha desencadenado en problemas socioeconómicos de igual o mayor magnitud, la población en general ha asimilado, de la mano de la ciencia, que hay que seguir estrictamente las medidas de bioseguridad, las cuales han demostrado ser la primera barrera de protección en medio de esta pandemia. Así como, reconoce la perseverante labor que llevan adelante los profesionales de la salud. De ahí que este gremio apela a la conciencia de cada uno de los habitantes de este país a continuar protegiéndose, salvaguardándose a sí mismo y a los suyos.

El 10 de noviembre de 2020, el Ministerio de Salud (MINSA) dio a conocer el plan de contingencia en la eventualidad de repunte de casos en el país. Este se fundamentó en indicadores como el número promedio de transmisión del virus (Rt) de 1 o menor, el porcentaje de letalidad menor de 3%; disponibilidad de camas en sala 20% y 15% en Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) y Unidades de Cuidados Respiratorios (UCRE).

Asimismo, dentro del plan de contingencia ante un repunte de estos indicadores, se presentaron siete pilares de acción que plantean un regreso gradual y asimétrico a las medidas más estrictas de confinamiento y restricción de movilidad; previo a este extremo, se contempla tanto la comunicación en salud como medidas de prevención, además del anuncio de la posibilidad de retomar restricciones. Así se determinó.

Por ello, el anuncio repentino por parte de las autoridades en cuanto al toque de queda y a la cuarentena en las provincias de Chiriquí y Veraguas no solo no se ciñe a los puntos estipulados en ese plan de contingencia que se había anunciado, sino que abre la puerta a la incertidumbre una vez más, que para nada ayuda a la reactivación y generación de empleos en estas regiones y en el país en general.

Luego de estas acciones, queda claro que este documento ha quedado en algún cajón archivado. Insistimos se comunique de forma certera y clara cuales son los indicadores que se tomarán en cuenta y que estos se planteen dentro de un plan ordenado de contingencia.

Una vez más, es necesario acelerar el proceso de vacunación a nivel nacional, sobre todo a la población más vulnerable, y en ese compromiso, el sector privado ha puesto a disposición hospitales y recursos para abarcar a la mayor cantidad de población posible.

Esta semana, el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC) informó que la Inversión Extranjera Directa cayó 86.4%, un porcentaje que preocupa en demasía. Si esperamos recuperar éste y otros motores de la economía que crean puestos de trabajo, no podemos seguir viviendo más en la incertidumbre.

Jose Ramón Icaza Clément
Presidente CCIAP