Estamos comprometidos con una reapertura segura

El “Plan Actualizado de Reapertura Nacional-Provincial” que se presentó al país la semana pasada establece un cronograma de apertura para el próximo mes y medio. Si bien, este documento llena un vacío de incertidumbre porque presenta una hoja de ruta ordenada, la comunidad empresarial esperaba que esta se pudiese ejecutar en menos tiempo y así enfocarse totalmente en la reactivación de empleos.

Luego de cinco meses, el país no solo vive una pandemia sanitaria; también, se encuentra en medio de una crisis socioeconómica que ha afectado a las empresas, los trabajos de los ciudadanos y los recaudos del Estado. Actualmente, hay actividades que no pueden seguir una semana más sin operar.

Transcurrido este tiempo, la apertura no implica que todos los negocios abrirán de forma inmediata, puesto que la mayoría viven una estrechez financiera. Tomando en cuenta la experiencia del reinicio de las actividades previas, la gradualidad será obligada. No hace falta un cronograma tan espaciado ni más restricciones, por esto los principales gremios del sector privado han propuesto acortar las fechas y enmarcar dicho cronograma en el mes de septiembre.

Actualmente, los indicadores que el Gobierno Nacional estableció para estas aperturas, a saber, el índice de contagio o Rt, la letalidad del virus y la disponibilidad de camas en sala en Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) y Unidad de Cuidados Respiratorios (UCRE), se encuentran en cumplimiento con lo que se precisa para abrir.

Con el inicio de más actividades, se anticipa un aumento de personas circulando, por lo que el sector privado continúa apoyando en la entrega de implementos de autoprotección, la educación de la población y el cumplimiento de medidas de bioseguridad en áreas públicas, medios de transporte masivo y empresas.

El sector empresarial y los ciudadanos están comprometidos con este esfuerzo y esto ha quedado en evidencia en las últimas semanas.

Después de más de 150 días, la ciudadanía pide que el país reabra las actividades de forma responsable, con autoridades que sean facilitadoras en ese proceso que nos beneficia a todos.

Jean-Pierre Leignadier
Presidente CCIAP