Contratación pública

La semana pasada fue aprobado en tercer debate el proyecto de ley que reforma la normativa que regula la Contratación Pública, luego de haberse mantenido engavetado por más de un año cuando fue objetado por el Órgano Ejecutivo. Considerando que este documento contó con amplia consulta y fue trabajado por diferentes sectores durante muchos meses, vemos esto como un primer paso positivo para un país que busca transparencia y eficiencia en la administración pública.

No obstante, aún necesitamos demostrar que hemos madurado como nación y promover modificaciones y/o nuevas leyes que nos permita dotarnos de una legislación novedosa, enfocada a la transparencia y eficacia. Para ello, es imprescindible que, entre otros aspectos, se agilicen los procesos para que las entidades y empresas estatales que prestan servicios públicos sean más eficientes en sus compras, contrataciones y mantenimiento, a la vez que se trabaje en una ley de medicamentos y suministros médicos a la altura de las necesidades del país.

Con el aprendizaje que hemos recibido luego de los sobresaltos y señalamientos, apelamos a que la rendición de cuentas, la minuciosa fiscalización de las autoridades creadas para este propósito y la realización de auditorías, sean garantes de que el camino se ha rectificado.

Lograr una legislación que fortalezca nuestra reputación y corrija el rumbo del país es un reto importante, pero no mayor que el desafío que representa recuperar la confianza de la ciudadanía en las autoridades y institucionalidad del país.

Inocencio Galindo De Obarrio

Presidente CCIAP