La reputación del país en riesgo

Lo ocurrido en el aeropuerto internacional de Tocumen la semana pasada, más allá del costo de la crisis y la afectación a la imagen de nuestro país, es un llamado de atención sobre la urgencia de fortalecer las empresas estatales llamadas a prestar un servicio público en nuestro país, algo que, desde la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá, hemos señalado en innumerables ocasiones.

Es inaceptable que, únicamente, cuando se presentan incidentes como este, salga a relucir la necesidad atender entidades como la Empresa de Transmisión Eléctrica, S.A. (ETESA), el Instituto de Acueductos y Alcantarillados Nacionales (IDAAN), Mi Bus, Metro de Panamá, S.A. y ahora Tocumen, S.A., entre otras. Los problemas que atraviesan algunas de éstas importantes empresas han sido ignorados en el pasado y pueden ser subsanadas con un diálogo genuino en colaboración con el sector privado.

Insistimos en que estas instituciones requieren reformas estructurales: robustecimiento de su gobierno corporativo, incluyendo, cambios en la composición de sus juntas directivas, sistemas de seguimiento a los riesgos que afectan su funcionamiento, tiempo de permanencia de sus gerentes y administradores, disminución de la tramitología y burocracia en los procedimientos de compra, contratación y mantenimiento, por enumerar algunas, por lo que será necesario realizar modificaciones a las normativas que rigen estas entidades.

Sobre este suceso en particular, esperamos las explicaciones pertinentes, acompañadas de un plan de acción a seguir para mejorar los procesos de identificación y prevención de riesgos, que se mejoren los programas de mantenimiento actuales y se ponga al día los pendientes para garantizar su correcta operación.

Apelamos a que se realicen todas las inversiones que sean requeridas tanto en Tocumen, S.A., como en las entidades llamadas a prestar servicios públicos, pues nos estamos jugando la reputación del país y la calidad y disponibilidad de los servicios para nuestros conciudadanos.

Inocencio Galindo De Obarrio

Presidente CCIAP