Promover, conectar y defender a la empresa privada

Culmina un año más de trabajo para la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá (CCIAP) y esta semana se cumplirá con el mandato de su membresía y el compromiso con la institucionalidad gremial, al realizar su Segunda Asamblea Ordinaria donde se dará la toma de posesión de la Junta Directiva para el periodo 2021 – 2022.

A lo largo de cerca de 106 años, este gremio se ha caracterizado por promover y defender los valores de la libre empresa como elemento sustancial de la vida en democracia. La Presidencia de la CCIAP que termina, no sólo ejecutó a cabalidad estos objetivos; si no que, asumió los retos y, con la convicción de contribuir a sacar el país adelante en medio de la crisis, convocó a los mejores hombres y mujeres para trabajar de forma mancomunada en la búsqueda de soluciones.

Esa filosofía, asentada sobre un compromiso permanente con el engrandecimiento del país, marcó el camino de la CCIAP en el período 2020 – 2021, siempre presentándole a los demás actores de la sociedad, especialmente las autoridades, las posturas gremiales, entendiendo la importancia de la situación sanitaria que se vive, pero resaltando la necesidad de dar igual valor y atención a la situación socioeconómica a la que se enfrenta Panamá.

La conjunción de esfuerzos público y privado podrá llevarnos a encontrar las respuestas que demanden las grandes dificultades que puedan presentarse. Es en esa dirección que la CCIAP ha dirigido sus energías, a buscar soluciones sin repartir culpas, pero siempre indicando cuando considera que la senda no es la correcta.

Al iniciar una nueva gestión presidencial en la CCIAP, quienes asumen nuevas responsabilidades están conscientes del rol que el gremio debe cumplir. Por lo que se continuará trabajando sin descanso en una reconstrucción, que conduzca al desarrollo nacional y la generación de plazas de empleo.

El país se encuentra frente a la oportunidad de poder hacer cambios profundos, la coyuntura permite reimaginar el país y brindar un mejor futuro a las próximas generaciones.

Es el fin de una etapa y la oportunidad de comenzar nuevamente, pero siempre firmes ante el propósito de promover, conectar y defender a la empresa privada como motor indiscutible del país.

Jean-Pierre Leignadier
Presidente CCIAP