Administración de justicia pieza medular para la reconstrucción en democracia

Hace dos años, la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá (CCIAP) puso sobre la mesa de discusión la propuesta de reformas constitucionales, especialmente en lo que respecta a la Administración de Justicia, donde se incluían mecanismos presupuestarios idóneos para la modernización del sistema y que aseguraban su independencia.

Para este gremio la base de la vida en democracia es el imperio de la justicia, por cuanto careciendo de ella los ciudadanos y la sociedad están desprotegidos de sus garantías fundamentales. Esto plantea la exigencia de trabajar por el rescate judicial mediante la revisión de las bases de nuestro Estado de Derecho.

La CCIAP estimó al momento de presentar la propuesta de reformas que, la mejor fórmula para llevar adelante la iniciativa era a través de lo indicado en el artículo 313 de la Constitución vigente. Es decir, una reforma constitucional mediante dos asambleas consecutivas, para dotar de inmediatez al proceso. Se optó por otra vía y aún el país no ve resultados en ese respecto.

Actualmente, acentuado por la situación de confinamiento que exigió la pandemia, quedó desnudo un sistema resquebrajado, donde la mora judicial es un mal endémico y que necesita de una modernización inmediata.

Para muestra, a la Corte Suprema de Justicia se han presentado un sinnúmero de recursos con respecto a los derechos ciudadanos y el Estado de Emergencia, sobre los cuales no se ha pronunciado. La principal institución del Órgano Judicial está llamada a definir con prontitud la convivencia en sociedad bajo los principios de legalidad. Justicia a destiempo no es justicia.

En momentos, en que el país se apresta a retomar sus actividades cotidianas, este gremio empresarial reafirma el llamado imperante a mantener, sin resquicios, la seguridad jurídica como requisito para atraer inversiones al país, tan necesarias para reactivar la economía en estos momentos.

Mientras que, considera necesario que Panamá cuente con un sistema en el cual las empresas puedan acudir a procesos de reorganización ordenados dentro de la difícil actual situación económica, que llevara a más de una a recurrir a este método.

Con este atenuante, la CCIAP respalda la iniciativa presentada ante el Órgano Ejecutivo, de establecer un régimen temporal de procesos de reorganización conciliada con los acreedores, con la finalidad de contribuir a la sostenibilidad de las empresas y la protección del empleo.

La base del desarrollo general de Panamá se funda en la construcción diaria de un Estado de Derecho, a través de una justicia puntual y equitativa para quienes habitan el territorio nacional.

Se viven momentos inéditos donde la transparencia se hace imperante, por lo que se tienen expectativas de cambios contundentes en el rumbo de la justicia panameña, tanto en la modernización del Órgano Judicial, para una justicia eficaz y expedita, así como en las reformas constitucionales recomendadas por este gremio.

Para caminar hacia un desarrollo pleno, cada uno de los actores de la sociedad debemos contribuir a fortalecer nuestro modelo democrático, uno de cuyos componentes básicos, es un sistema de administración de justicia certero, transparente e imparcial. Solo así podemos construir un futuro confiable para todos los panameños.

Jean-Pierre Leignadier
Presidente CCIAP