El desafío nacional de COVID-19

La llegada del COVID-19 plantea responsabilidades colectivas importantes, a cuyo cumplimiento la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá(CCIAP), convoca de manera especial a los gestores de la empresa privada del país.

La declaratoria de este virus como pandemia, por parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS), subraya la dimensión del problema.

El panorama plantea desafíos exigentes que el país no podrá resolver sin la participación decidida y comprometida de todos los panameños, dado que la población nacional puede ser afectada, en gran porcentaje, por el avance de la enfermedad, como lo demuestran estudios calificados y estadísticas irrefutables con relación a anteriores experiencias en materia de epidemias.

Pero esta realidad no puede dar paso a paranoias alarmistas que solo contribuyen a agravar los efectos de virus como éste. La comunidad científica internacional trabaja sin descanso para lograr una vacuna efectiva contra este mal, mientras China, su país de origen, parece haber remontado la cima de sus casos al tiempo que aumenta la curación de los contagios.

En Panamá, el impacto se hará sentir, sin duda, en los diferentes órdenes productivos del país. No obstante, las mayores preocupaciones de la sociedad tienen que ser la salud y la vida de los panameños.  En torno a esto debemos trabajar juntos, sin interés distinto al del bien general y colectivo.

En esta coyuntura, apoyamos las acciones presentadas por el Presidente de la República, tales como la adopción de medidas para estimular, mediante la eliminación de aranceles, la introducción de rubros requeridos para la prevención de contagios como los mencionados.

Corresponde al Gobierno la gran tarea de asegurar las condiciones apropiadas para prevenir la propagación de la enfermedad y atender los casos de contagio que se presenten según los más altos estándares internacionales, incluso superándolos. Se trata de una prioridad nacional en la que no puede escatimarse recurso alguno. De igual modo, informar de manera transparente y oportuna a la comunidad sobre la evolución de la crisis, con el fin de evitar la circulación de rumores y noticias falsas.

Desde la CCIAP instamos a los miembros de nuestro gremio a adoptar y poner en práctica las instrucciones indicadas por las autoridades, dirigidas a salvaguardar la salud y la vida de quienes aportan esfuerzo y trabajo al desarrollo del comercio, la industria y los servicios en el país. Los empresarios estamos convocados, en esta circunstancia, a dar ejemplo de solidaridad humana y social, sin excusas para ello.

Además de acatar las orientaciones oficiales sobre el caso, especialmente con respecto al desplazamiento y las reuniones de más de 50 personas, los ciudadanos están todos llamados a la primera línea de acción de prevención y lucha contra el COVID-19, mediante la práctica constante del lavado de manos, la higiene doméstica y la distancia social, evitando concurrir a sitios públicos, como barreras que disminuyen significativamente las posibilidades de contagio. Panamá nos necesita a todos, ¡la prevención está en tus manos!

Jorge Juan de la Guardia

Presidente CCIAP