El fortalecimiento de la justicia es deber de todos

Recientemente, dignatarios de la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá se reunieron con el nuevo Procurador General de la Naciónmanifestándole complacencia con el proceso que llevara a su nombramiento y expresándole expectativas en cuanto a ver, durante su gestión, el fortalecimiento de la administración de Justicia en el país.

Nuestro gremio ha sostenido por largo tiempo que la base del desarrollo general de Panamá se funda en la construcción diaria de un Estado de Derecho, a través de una justicia oportuna y equitativa para todos los que habitamos el territorio nacional.

Bajo esta premisa, reiteramos nuestro llamado a la máxima instancia del Órgano Judicial, la Corte Suprema de Justicia, en la cual se dieron nombramientos tan satisfactorios como el del Procurador General de la Nación, y de los cuales la sociedad espera cambios contundentes. No obstante, el fallo en un caso de amparo de garantías que le tomara cinco años a dicha instancia judicial para mantener en firme una decisión de la Contraloría General de la República – y que pudo resolverse de manera diligente – nos lleva a insistir en que una justicia tardía no es justicia.

También, esperamos del Órgano Legislativo un actuar que contribuya al fortalecimiento del Estado de Derecho. Resulta incomprensible que Asamblea Nacional introduzca elementos sorpresivos, inconsultos y desmedidos de último momento como ha sido la modificación al Artículo 65 del Código Penal.

Confiamos en que el Órgano Ejecutivo será consecuente, tal y como hasta ahora lo ha demostrado, con lo que la sociedad reclama. Al tiempo que, esperamos de todos los funcionarios que conforman este poder del Estado se conduzcan de forma vertical y con estricto apego a la ley.

De igual modo, nos corresponde a los ciudadanos contribuir a la cultura de la transparencia y al adecentamiento institucional de nuestro país. Todos debemos cumplir con la ley y, en ese sentido, a aquel que falle, debe caerle todo su peso. Estamos llamados, empresarios, trabajadores, políticos, estudiantes, sociedad en general, a denunciar los actos de corrupción de los que tengamos pruebas.

Para caminar hacia un desarrollo pleno, cada uno de nosotros debe contribuir a fortalecer nuestro modelo democrático, uno de cuyos componentes básicos, como ya lo hemos destacado, es un sistema de administración de justicia certero, transparente e imparcial. Solo así afianzaremos un futuro confiable para todos los panameños.

Jorge Juan de la Guardia

Presidente CCIAP