Es hora de pasar de las quejas a las acciones

A pocos meses de revisar nuevas propuestas de renovación institucional, los panameños debemos ver en ello la oportunidad de redefinir nuestro proyecto de país con un enfoque claro de lo que aspiramos a alcanzar como sociedad.

Por décadas pensamos que lo pequeño en lo geográfico nos imponía ver de igual modo nuestras perspectivas de progreso. Sin embargo, también, los panameños hemos sabido siempre hacer frente a los retos. Y esta es una oportunidad para dejar de quejarnos y enfrentar las realidades antes de que el futuro nos encuentre aún más desubicados.

En ese sentido, la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá reitera la conveniencia de instituir  una Asociación Público- Privada (APP) para acelerar el proyecto Zona Multimodal del Aeropuerto Internacional de Tocumen y atraer inversionistas directos; impulsar los avances de la Zona Interoceánica del Canal de Panamá, que atraería inversionistas en proyectos piloto en sectores de avance; la activación de grupos de empresarios industriales, logísticos y zonas francas, para aumentar los beneficios d la terminal aérea de Tocumen; la creación de un ente público-privado que impulse nuestras exportaciones de bienes y servicios y, en este marco, lograr la instrumentación del Programa de Aceleración del Campo.

Además, como lo hemos destacado en diferentes ocasiones, se necesita un plan estratégico de Turismo que produzca un efecto multiplicador en la economía panameña, trascendiendo administraciones al establecerse como política de Estado y que aproveche, además, el ya cimentado “Hub de las Américas” y nuestro potencial para atraer el turismo y negocio de ferias, congresos y convenciones, a través de las facilidades que se construyen en Amador.

La CCIAP convoca la voluntad emprendedora de los gestores de empresa a hacer de la actual coyuntura una oportunidad para afirmar, o reenfocar si tal es el caso, sus empeños productivos con el propósito de fortalecer el sector privado en su función de eje generador de trabajo y prosperidad. Es importante subrayar que en la misma medida en que nuestras empresas afiancen sus respectivas fortalezas, Panamá aumentará sus niveles internacionales de competitividad, factor determinante para la llegada de inversiones y, con ello, múltiples ventajas y beneficios para todo el país.

Gabriel Barletta

Presidente CCIAP