CCIAP exige investigación completa en caso Odebrecht

Tras la celebración, el pasado 9 de noviembre, de la primera audiencia de validación de los acuerdos de colaboración entre el Ministerio Público y directivos de Odebrecht sobre el escándalo de corrupción más grande registrado en el país, la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá insta a las autoridades a continuar las investigaciones, de manera exhaustiva, todas las obras ejecutadas por ese consorcio desde su llegada al país hasta la fecha, con el fin de no dejar suspicacias y, asegurar que el proceso  sea transparente.

Las revelaciones y ratificaciones de información dadas hasta el momento sobre este caso son motivo de preocupación, ya que generan ambigüedad en los panameños y los sectores que, como nuestro gremio empresarial, manifiestan su condena a la impunidad, la cual no vamos a tolerar.

Estamos convencidos que se debe ejercer presión y exigir rendición de cuentas, e insistimos en que estos reclamos elevan la voz de una sociedad que espera cambios profundos en el sistema de justicia y la actuación de los fiscales, así como ver fortalecida la institucionalidad, por lo que todos debemos unirnos en esta lucha emprendida por el país contra la corrupción para que se haga justicia y se sepa, toda la verdad, caiga quien caiga.

Ante tanto delito contra la administración pública, exigimos castigos ejemplares en el marco de la ley para quienes hayan asaltado el erario. En ese sentido, hemos propuesto, entre las iniciativas dirigidas a combatir expresamente la corrupción, el reordenamiento del sistema de administración de justicia mediante una reforma Constitucional que permita retomar el Estado de Derecho, con un Órgano Judicial que constituya un verdadero contrapeso, y que junto con el Ministerio Público actúe para llegar al fondo de los ilícitos cometidos.

Panamá necesita el fortalecimiento de sus instituciones democráticas, así como el impulso del desarrollo social y económico del país, que debe ir acompañado de la promoción de los valores cívicos, principios éticos y morales, con ejemplos claros y la plena convicción de garantizar el respeto al futuro de nuestros conciudadanos, generación tras generación.

Inocencio Galindo De Obarrio

Presidente CCIAP