Panamá nos necesita a todos

En diferentes ocasiones, la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá (CCIAP) ha subrayado la definición que la Organización Mundial de la Salud le da al termino salud, “un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades”.

En el marco de esa definición, el gremio entiende la crisis que vivimos como una situación que debe atenderse con igual premura desde tres ejes fundamentales la salud, el bienestar social y la economía.

Si bien es cierto, en su momento hemos hecho un llamado a las autoridades a prestar atención al componente económico de igual forma que se presta al de salud; la realidad actual nos lleva a apelar a la conciencia ciudadana en general y tener presente que hay que seguir estrictamente las medidas de bioseguridad, que han demostrado ser la primera barrera de protección.

Cada vez que salgamos a la calle no debemos olvidar el uso obligatorio de la mascarilla que cubra de la nariz a la barbilla; el lavado frecuente de manos y el uso de gel alcoholado; mantener el distanciamiento social reglamentario y evitar aglomeraciones. Además, si se utiliza el transporte público o se está en lugares donde se dificulta mantener la distancia, debemos utilizar la pantalla facial. 

Tampoco podemos descansar en la tarea de continuar el rastreo y seguimiento de nuevos casos de Covid-19. Así como de responsablemente las medidas de aislamiento y cuarentena de los casos positivos y sus contactos.

Hemos logrado avanzar en una apertura asimétrica y gradual. La mayoría de las empresas responsables han trabajado en establecer las medidas de bioseguridad exigidas en los lugares de trabajo para poder avanzar de cara a reactivar los empleos y la economía, cuidando vidas y atendiendo el bienestar de los ciudadanos.

Sin embargo, la información presentada por las autoridades refleja relajamientos de la ciudadanía en reuniones sociales y encuentros fuera de la burbuja del hogar, que aún no nos podemos permitir. Una vez más, el panorama plantea desafíos exigentes que el país no podrá resolver sin la solidaridad, así como la participación decidida y comprometida de todos los panameños.

Panamá nos necesita a todos, ¡El virus lo paro yo, el virus lo paras tú!

Jean-Pierre Leignadier
Presidente CCIAP