Trabajo conjunto, arduo y transparente ante el COVID-19

El COVID 19 lleva entre los panameños más de 120 días, en los que ha cobrado la vida de más de mil personas, golpeando duramente a la familia panameña. Desde el día en que fue anunciada la llegada del virus a territorio nacional, la Cámara de Comercio, Industrias y Agriculturas de Panamá (CCIAP) consideró la gravedad de esta situación y respaldó las primeras iniciativas presentadas por el Gobierno Nacional para enfrentar la pandemia y prepararnos ante sus eminentes efectos, los cuales han diezmado la salud e impactando por completo nuestro bienestar físico, mental, económico y social.

Durante ocho semanas, la CCIAP apoyó una cuarentena, a fin de contener los contagios y donde se debía planificar la preparación del sistema de salud, el apoyo social y la reactivación económica; con el objetivo de poder hacer un retorno gradual y responsable hacia el nuevo entorno en el que debemos convivir con un virus que llegó para quedarse, como afirma la referencia médica.

El COVID-19 es un tema nuevo para todos, por lo que ha tocado rexaminar las primeras acciones e irlas adecuando a las realidades y entornos que tenemos en el país.  Todo indica que dentro de los esfuerzos realizados inicialmente por contener la pandemia hizo falta una visión de anticipar un proceso de reapertura que conllevaría el aumento de casos y un elemento de atención preventiva para controlar dicho incremento en combinación con la ampliación del sistema de salud.

Hoy nos encontramos frente a la realidad de un contagio comunitario de una población golpeada por la situación económica. Ante esto, desde este gremio hemos señalado que otra cuarentena generalizada será poco efectiva, si la misma no va acompañada de una estrategia de romper la cadena de contagio y reducir rápidamente la cantidad de casos que requieren hospitalización.

Sin duda, la actual situación es una en la que la comunidad, los empresarios, los trabajadores, la sociedad en general; todos debemos sumar y aportar soluciones, ejecutando las acciones de forma planificada y transparente. Siempre existirán medidas que tendrán que ser ajustadas ante los inevitables errores humanos, pero el norte debe ser adelantarnos a la enfermedad y evitar que más personas lleguen a los hospitales.

Tomando experiencias de otros países, la CCIAP busca apoyar los esfuerzos que hacen las autoridades de salud en adecuar y ampliar la capacidad del sistema sanitario, precisamente sumando a diferentes actores de la sociedad para activar iniciativas de atención temprana en las áreas de mayor contagio con el objetivo de liberar la ocupación hospitalaria y disminuir el riesgo de una persistente saturación del sistema.

El COVID-19 es una situación que transciende todas las esferas, y si no logramos enfrentar el aspecto sanitario, lo demás sucumbe. No existen fórmulas mágicas, pero las experiencias revisadas indican que se requiere de un trabajo arduo, conjunto y transparente.

Jean-Pierre Leignadier
Presidente CCIAP