Valores que nos identifican ante el mundo

Las situaciones convulsas de distinta naturaleza, vividas en los últimos meses por países de la región, deben llevarnos a valorar la disposición al diálogo y la capacidad de lograr consensos sobre asuntos de trascendencia que tenemos los panameños.

Cuando vislumbramos una cercana recuperación de la institucionalidad republicana, encaminada a partir de las últimas elecciones generales – aspecto a destacar en los grandes cambios que la propia democracia puede impulsar – tenemos la oportunidad de generar acuerdos que nos lleven a la superación de los grandes problemas nacionales pendientes de solución.

Un oportuno punto de partida para esto lo constituyen las reformas a la Constitución, que cursan en la Asamblea Nacional, y las designaciones pendientes en altos cargo de la administración de justicia, aspectos que ciertamente atañen al establecimiento sólido de las condiciones para promover un desarrollo nacional integral, participativo e inclusivo.

En tiempos cuando la imposición de las fórmulas para hallar soluciones ha dado paso a la participación plural de los sectores relacionados con la materia respectiva, corresponde al Estado ejercer un liderazgo tan inspirador como orientador, capaz de convocar, sumar y articular voluntades en la dirección que indiquen los intereses más altos del país.

Convencida por razones históricas de todo lo que los panameños podemos alcanzar cuando nos cohesionamos en torno a objetivos comunes, la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá, apostará siempre de manera convencida por la vocación de diálogo, respeto y tolerancia que nos ha conquistado admiración ante el mundo. De dicha vocación, sobre la cual afirmamos nuestra dignidad, vendrán también el progreso y la prosperidad que nos merecemos todos los hijos de nuestra nación.

Jorge Juan de la Guardia
Presidente CCIAP